domingo, 14 de junio de 2009

7ª Parte

Si no fuera por las hojas otoñales, la lluvia a raudales y el frío que cala huesos, creería que es un típico día de verano. Pero no. Los charcos de agua marcan mi paso y me recuerdan que estamos en pleno otoño, saludando amistosamente a los pantalones de aquellos caminantes, próximos a mi.

Entremedio del sonido de la lluvia escucho mi nombre. Pero no, no todo tiene que ver conmigo. Sigo caminando. Haciendo memoria, antes de dejar en el paradero a Claudia, creo haberle escuchado decir que quería mi abrigo gris, el recién comprado abrigo gris. ¿Qué se habrá imaginado? Bien loca debe estar si piensa en que lo despojaré de su hábitat (mi closet), dejándolo expuesto a quizás que situación. No, eso es inhumano, definitivamente no. Se me parte el alma solo de pensar en el pobresito preguntando por su mamá y percha.

Basta Sofía, es suficiente. No es una persona, es 60% acrílico y 40% lana. ¿Ok? A lo más, sufrirá tu billetera.

-¡Hey! ¡Sofi!- ¿me estarán gritando a moi?¿Soy la única con este nombre?
No, y como no es a mí a quien le hablan no me detendré a mirar, nunca tan egocéntrica.

1 comentarios:

Glory dijo...

Hey, acabo de cruzarme con tu pagina y me facino!!!!

 
Diario de una (soltera, torpe y despistada) joven © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina