jueves, 27 de agosto de 2009

No quiero.

Hice todo lo que estuvo a mi alcance, en serio. Dije que la casa que arriendo (con 4 personas más; 2 hombre ½ y una mujer ½ ) se quemó, que mis cosas las guardaba en el garaje y entraron a robar, que se me perdieron las llaves del dormitorio y no pude entrar (se supone que los días fuera de la casa estuve durmiendo en la de mi novio, y es que si iba a mentir ¿Por qué no darle un poco de sabor?),etc, etc, etc.
¿Cuál fue el resultado a mis excusas? NO, tienes que presentarte en la exposición con máximo 3 cuadros. Maldición, odio ir al museo, odio aún más pensar en exponer mis cosas.
¡Por Klimt, Mucha, Goya y Caravaggio!
Por supuesto que se veía venir. ..estando rodeada de pseudoartistas vanguardistas sedientos de poder –proporcional a la sed de cerveza en una infernal tarde de verano.


Han pasado 3 días y 8 horas con 58 minutos desde que me entere. No consigo hacerme de ganas en pasar UN cuadro (ni muerta muestro más). Esto es porque:
1)No me gusta exponer mis rayitas y manchitas con pretensión a OBRA.
2)
No me gusta explicar el porque de lo que pinto. Me parece innecesario referirme a mis cuadros como: “Este cuadro se llama «Laberinto simbiótico, análogo a la conexión existente entre el inframundo y la sinapsis de un neutrón y su polaridad con Júpiter»” para mostrar una esponja pegada con goma de mascar a una tela, pintada de azul.
3)
No me gusta que los “artistas” pongan cara de intelectuales y platiquen sobre lo que quise tratar de decir porque no trato de decir nada. Cuando me visualizo pintando, se me viene a la mente esas escenas que muestran en la televisión de los elefantes y delfines que pintan con la trompita. ¿Ellos tratan de decir algo? Noup.

...

Y eso.
Suficiente de desahogo.
Ahora tengo que buscar entre mis trabajos AQUEL que sea menos…menos.
Muchas gracias por los comentarios.

lunes, 17 de agosto de 2009

¡Mi primer premio!

¡Que emoción!

Debo confesar que veía muy lejano el día en que escuchar saliendo de mi boca: "mi blog gano un premio". Pero ahora, hace un ratito me fui de espalda con el aviso de PURPURINA .
Algun@s dirán que estoy exagerando...puede ser. ¡Pero es que amo los premios!
Aquí responderé las preguntas que también respondió ella.

A la hora de maquillarte, en donde te gusta poner mas énfasis?
En los ojos. Tengo un fetish con esta parte del cuerpo.

Rara vez maquillo mis labios. No me gusta mucho el gloss, porque me recuerda a la boca de mi hermanita cuando le salieron los dientes, guacala. Además casi siempre tengo el cabello suelto ...por lo que se me pegotea.
Eres de perfumarte o no toleras los aromas fuertes?
Adoro los perfumes, me hacen ver el día mas hermoso y amo cuando me preguntan "¿y ese aroma tan rico?" en ese momento pongo la mejor de mis sonrisas y casi ronroneando respondo "es mi perfume, ¿es rico, verdad?".
Como es tu estilo de ropa?
Varía de acuerdo al estado anímico o a las clases que tenga. Cuando tengo taller de Pintura voy con ropa de guerra, porque ni con delantal (color azul cobalto) bloqueo las manchas de óleo. Pero los días que solo tengo clases teóricas voy más arreglada.
Eso si; nunca estoy desarreglada o sin maquillaje, ni siquiera cuando sé que me quedare en casa...mínimo mascara de pestañas.
Cual es tu salida ideal, ya sea con novio o con amigas?
Como no tengo ni quiero (dice la resentida) novio, me quedo con la salida de amigas.
Me gusta salir con ellas al cine. No a comprar porque se la pasan regañándome. No importa el argumento que les diga, igual me regañan…Ellas dicen que es para cuidar mi economía, pero yo creo que es de malas personas.

Siempre salen con esto

«No compres eso, ya lo tienes en todos los colores»

R: ¡Es que este amarillo es más brillante que el que compre –AYER, EN LA MISMA TIENDA-!

«Rocío, ¿te das cuenta que apenas dimos 2 pasos en la tienda ya tenías los brazos llenos de cosas?».

R: …mis bracitos son largos.

«¿Necesitas esos zapatos? ¿Te los pondras?»

R: Obvio (como el aire que respiro), ¡estan hermosos!. Claro que los usaré (algún día)

Cuáles son tus metas para este año?

1.- Comprar menos.

2.- perder esos 2 kilos (entre nosotras, ahora ya son 4) antes del verano.

3.-Dejar de comer chocolates, trufas y pasteles de Lunes a Sábado (Sábado, Domingo, Lunes)

4.-Estudiar con tiempo y no la noche anterior al examen.

5.-Demorar menos en vestirme.

6.-Llegar a la hora.

7.-Aprender a manejar…mi cabello.

8.-Ser menos vanidosa.

9.-Hacer más ejercicio.

10.-Leer el manual de instrucción antes de armar cosas (siempre me sobran partes)

11.-Hacer menos el ridículo…o al menos, hacerlo de modo sofisticado (con caídas y gestos sofisticados)

12.-Aprender a dormir con los ojos abiertos (los profesores saben que duermo en sus clases)

13.-Decir menos payasadas.

14.-Adoptar un fantasma.

15.-No volver a ponerle nombres iguales o similares a “Próstata”o “Colon irritable” a las mascotas que regale a mi hermanita Leonor. (Se me hace muy gracioso cuando sale a la calle a llamarlos. Curiosamente, se mueve y habla como Ewok, pero cuando llama a su perrito Próstata lo pronuncia de maravillas)

Quiero darle este premio a las siguientes personas :

Purpurina

Webero

Aldhanax Swan

Moka Hammeken
Lola Lola
Con cariño :D.
p.d: Si, Webero es chico y no importa, me gusta su blog.

lunes, 10 de agosto de 2009

¡He vuelto!

¡He vuelto!, no en gloria y majestad como querría, pero volví…con todas mis partes.

El mes que estuve alejada de este blog (por la semana y media de exámenes, vacaciones, etc), la pasé esquivando situaciones freak, que fueron desde un mini incendio a las 3 de la mañana en una esquina de mi habitación por un cortocircuito de múltiples cables (1 hora con la pieza hedionda a plástico quemado), también la misteriosa reacción alérgica a la Coca Cola que me hizo hibernar, sólo para no seguir arrancándome la piel y llorar por no lograr rascarme-estudiar y respirar a la vez y para finalizar el intento de un cura en atropellarme con su 4x4. Si, un cura, uno de verdad, con sotana, mmm... ok, pudo haber sido un disfraz, ¡pero que era un cura de a de veras! De echo, ¡estoy segura que él bautizó a mi mejor amiga!

Si en algún momento sentí que este año no sería bueno, en esos días afirmé todo esa sensación de conspiración Universal contra mi estabilidad. Sobretodo físicamente…¿por? Pues, por el parachoques en mi trasero (no el parachoques DE mi trasero) y/o piernas. La verdad es que no recuerdo en que parte fue, solo sentí un enorme empujón –como de un búfalo, creo, aun no me atropella uno de esos, cuando vaya a donde se supone que hay búfalos les contare - y luego vi que mi cartera a juego con el cinturón estaba varios metros alejada de mi pequeña mano con manicura francesa. Después, intenté levantarme para recoger la cartera, antes de que alguien se avivara, pero el dolor de trasero –ah, si, ahí me pego- no me dejó. Al ratito, un cura se me acercó y regañó porque me atravesé en la calle sin respetar el semáforo, ¿Cuál semáforo? Pregunté antes de callarme. Él se limitó a señalarme un anticuado semáforo de esos que estaban de moda en Los Picapiedra…de ahí entendí el porqué de no haberlo visto. Al lado del antiguo semáforo había una vitrina de hermosísimos zapatos con unos tacos imposibles. Obviamente, puestos en mí pasaban a semi imposibles.

Resumiendo, me levante del cemento a duras penas, sintiendo el culo molido y recogí mi cartera. Mire a los lados como diciendo “aquí no ha pasado nada” pero me percaté del grupo de voyeristas amontonado en las esquinas viendo el espectáculo del cura que casi me asesina…del horrible hombre casto que casi asesina a la chica semi casta y semi linda producto de la alergia que le deformó todo el lado derecho del cuerpo, y cuando digo todo es todo.

La más afectada fue la pobre nalga derecha que además de estar llena de granos (del porte de una…mejor omito el tamaño de los granos…podrían llevarse una mala –pero cierta- idea del tamaño de mi traserito) recibió gran parte del golpe.

Dejando a un lado todo lo anterior, mis vacaciones fueron geniales.

 
Diario de una (soltera, torpe y despistada) joven © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina